NoticiasTecnología

5 estrategias para que los negocios prosperen en la nueva normalidad

En esta ocasión Luis López ‘Lulo’, Director de Diseño en frog, y David González, estratega, nos comparten algunas formas en las que los negocios pueden enfrentar la incertidumbre en el contexto actual y convertirla en un motor para prosperar.

Luego de enfrentar un año lleno de retos, obstáculos e incertidumbre, los negocios aún se encuentran descifrando cómo adaptarse al nuevo contexto; buscando nuevas formas de abordar su oferta de valor, y reconfigurando su relación con los consumidores y colaboradores en un entorno mayormente virtual. la clave está en aprender a convivir con la incertidumbre como una constante y, en muchos casos, replantear cómo harán las cosas en el futuro.

   1. Explorar y aprender más rápido

Hoy más que nunca, es necesario permanecer al tanto de lo que está pasando y aprender rápido para adaptarse. Para ello, es indispensable explorar varios escenarios y alternativas para generar valor. En esta búsqueda es importante hacer investigación de usuario para conocer cómo han cambiado sus hábitos, cuáles son sus necesidades, y así, es probable detectar mercados con un nuevo potencial de negocio. Para realizar esto, basta emplear recursos mínimos y crear una experiencia mínima viable para probar en poco tiempo el verdadero valor de la oferta.
Mientras imaginas qué quieres crear, lo haces en el menor tiempo posible, lo lanzas, evalúas y te regresas a una curva de validación y aprendizaje que hace más robusta la oferta.

   2. Deconstruir la oferta
Este paso requiere un análisis de las capacidades actuales (una por una) de un negocio: el equipo debe identificar fortalezas y cambiar la perspectiva para reorganizar la oferta de valor de acuerdo con las nuevas expectativas y necesidades de los clientes, sin necesidad de un desarrollo e inversión desde cero.
Se trata de estudiar qué cambió. Quizás fue la utilidad de la oferta, la situación económica o familiar del cliente, el acceso al producto o, simplemente, la situación emocional del consumidores. Al definir esto será más fácil reconfigurar tu oferta para alinearla con estos cambios.
Un ejemplo es la empresa Síclo, la cual logró integrar nuevas ofertas de valor que responden a la nueva normalidad: lanzó Síclo+, un modelo de suscripción, y BiSí, una bicicleta inteligente para ejercitarse desde casa.

   3. Reencontrar a los clientes
El primer paso es evaluar cada punto de contacto y conocer dónde esperan mayor ayuda los clientes de parte de un negocio y dónde tiene mayor sentido la propuesta de valor.
Asimismo, la integración de los canales físico y digital será importante para estar presente en donde quiera que estén los clientes. De acuerdo con un reporte de McKinsey, las empresas con estrategias digitales audaces y muy bien integradas son las que llevan la delantera en cuanto a transformación digital se refiere.
IKEA, por ejemplo, es una empresa que detectó el cambio en su público de manera temprana y apostó por llegar a México, primero con su tienda en línea antes que abrir tiendas físicas.

   4. Inspirarse y reimaginar la realidad
En el diseño centrado en las personas es clave conocer cómo los clientes viven su día a día y las motivaciones que los hacen elegir una opción. Esto es útil para reenfocar los recursos y definir una oferta de valor que entienda la experiencia de las personas usuarias antes, durante y después del uso de tu producto o servicio.
La investigación etnográfica, así como la retroalimentación constante de los clientes ayuda a cumplir este propósito; este es también el camino para entender cómo son las cosas con el fin de imaginar cómo pueden ser. Se trata de acercarse al problema para construir empatía con los clientes. En este proceso de investigación es básico recabar citas, datos, ser observadores, para poder definir temas, de los que se desprenden hallazgos que ayudarán a definir oportunidades y, finalmente, soluciones.

   5. Impulsar a los equipos a iterar de forma constante
Es importante cultivar una visión que ayude a los miembros de un equipo a tomar acción iterativa ante cada cambio del mercado, así como enfocarse en el crecimiento colaborativo, el cual demanda que todos y cada uno de los integrantes de un equipo estén alineados con los valores y propósito del negocio; así, si uno crece, el otro no se quedará atrás. Esto sólo se logra cuando todos logran apropiarse de los objetivos del negocio.
Mediante las cinco estrategias abordadas es posible llegar a un punto de mayor adaptabilidad y transformación ante los tiempos inciertos que atravesamos. Es momento de evaluar, de analizar y explorar para hacerle cara a los retos de mejor forma y llegar a un punto donde la incertidumbre propicie, más que preocupación, nuevas oportunidades para los negocios.

Diego Gutierrez

Diego Gutierrez

Lead Editor
Geek, Adicto a la tecnología y Editor en MastekHW.